Stand.earth Research Group: finalista del Premio Keeling Curve 2023

May 1, 2023
Stand.earth Research Group es uno de los cuatro finalistas en la categoría de finanzas en reconocimiento a su liderazgo e innovación en investigación financiera, de políticas y de cadenas de suministro en la Amazonía.

Stand.earth Research Group ha sido nombrado finalista del Premio Keeling Curve 2023 que otorga el Proyecto de Mitigación del Calentamiento Global en reconocimiento a la investigación que impulsa la campaña de Stand.earth para detener la expansión petrolera y de gas al asegurar políticas de exclusión geográfica para la Amazonía por parte de los principales bancos mundiales.

Stand.earth Research Group es uno de los 20 proyectos de soluciones climáticas seleccionados entre casi 300 aplicaciones a través de un riguroso proceso de selección realizado por un equipo de expertos en clima. Sólo diez de los finalistas ganarán el premio de $50,000 cada uno.

El premio Keeling Curve reconoce proyectos y programas de todo el mundo en cinco categorías que reducen, eliminan o reemplazan de manera efectiva las emisiones de gases de efecto invernadero de la atmósfera. El premio lo otorga el Proyecto de Mitigación del Calentamiento Global, una organización sin fines de lucro que activa y acelera proyectos y programas de soluciones climáticas en todo el mundo que reducen, eliminan o reemplazan las emisiones de gases de efecto invernadero.

Stand.earth Research Group es uno de los cuatro finalistas en la categoría de finanzas en reconocimiento a su liderazgo e innovación en investigación financiera, de políticas y de cadenas de suministro en la Amazonía. Estos esfuerzos son parte de los objetivos más amplios del Programa para la Amazonía de Stand para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero al evitar que se queme el petróleo y el gas amazónicos, y para mantener intactos los paisajes de selva tropical que actúan como sumideros de carbono.

El Proyecto de Mapeo y Base de Datos de los Bancos de la Amazonía es un proyecto de Stand.earth, en colaboración con Amazon Watch y Earth InSight, y en apoyo de organizaciones indígenas como la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), y la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE). Estos esfuerzos de colaboración están diseñados para construir las condiciones financieras que empoderen al movimiento Amazonía por la Vida, que tiene como objetivo evitar el punto de no retorno protegiendo el 80% de la Amazonia al 2025.

“Pedimos a los bancos que dejen de financiar a la industria de petróleo y gas, por conllevar a una restricción del crédito que a su vez ralentiza la expansión del petróleo y el gas y coadyuva a los líderes indígenas a buscar cambios de política como la reciente moratoria sobre la expansión petrolera en la Amazonía ecuatoriana”, dijo Angeline Robertson, investigadora senior del Grupo de Investigación Stand.earth. “Nuestro trabajo ha resultado en los compromisos de cuatro bancos para poner fin al financiamiento del comercio del petróleo y gas, un flujo de créditos por más de USD 7 mil millones desde 2009 y, hemos visto a bancos como BNP Paribas, asumir la ambición de cumplir sus compromisos en toda la Amazonía,” enfatizó.

Tras el éxito de este esfuerzo, en 2022, Stand.earth comenzó a desarrollar la base de datos de bancos que operan en la Amazonía y el Mapa de exposición que identificarán a todos los bancos involucrados en actividades de petróleo y gas en las regiones amazónicas de Brasil, Perú, Ecuador y Colombia, por ser los principales países exportadores de petróleo y gas en la región. Estos recursos estarán disponibles al público en el sitio web Exit Amazon Oil and Gas a finales de este año con el objetivo de ayudar a asegurar los compromisos de una masa crítica de bancos para descontinuar el financiamiento del petróleo y el gas de la Amazonía.

Esta investigación es un esfuerzo por reducir las emisiones de carbono al hacer que las actividades de petróleo y gas sean más difíciles de financiar. Al restringir el crédito, el costo de los préstamos aumenta, y las compañías de petróleo y gas tienen que lidiar con costos más altos de perforación y planes de infraestructura, haciendo más atractivo dejar el petróleo bajo tierra y, consecuentemente, más selva intacta y más tiempo para una transición justa.

“Los pueblos indígenas amazónicos han luchado contra la industria del petróleo y el gas durante décadas, protestando por la vulneración de sus derechos, la contaminación y las enfermedades en sus comunidades, la amenaza a su seguridad alimentaria y la calidad del agua, y porque las carreteras construidas por el sector petrolero provocan deforestación y pérdida de biodiversidad,” dijo Robertson. “Este proyecto responde a la solicitud de los líderes indígenas para innovar mecanismos de influencia que permitan una adecuada rendición de cuentas por parte de la industria, los gobiernos y las instituciones financieras que invierten en la destrucción de la Amazonía.”

Stand.earth Research Group es la unidad de investigación de la organización internacional de defensa del medio ambiente Stand.earth. Apoya a la comunidad ambiental mundial con investigaciones de vanguardia para rastrear las fuentes de materias primas y energía utilizadas para impulsar la economía mundial.

 

Media contact:

Luz Chimal, amazoncomms@stand.earth